lunes, 25 de mayo de 2009

La Famosa Semana Aeronáutica de 1957 (1era Parte)

1. Tapa de la Revista Nacional de Aeronáutica, diciembre de 1957, con todo lo acontecido en esa Semana Aeronáutica , recordada a través de los años......

2. Un poderoso bombardero B-47 de la USAF, atronando el espacio con sus seis turborreactores sobre el Aeropuerto de Ezeiza


Todavía resuenan en los distintos blogs Amigos, el eco producido por el festival aéreo MORÓN AIR SHOW 2009.....pués bién, vamos a retrotraernos en el tiempo......



El domingo 17 de noviembre de 1957, medio Buenos Aires se volcó a la ribera norte de la ciudad, contorneando una increible masa humana el amplio recinto del aeroparque. No era para menos, era el fin de fiesta de la XII Semana Aeronáutica, que había comenzado el domingo anterior. La frutilla del postre, por decir, la constituía una nutrida delegación de la USAF, compuesta por lo más granado de su arsenal aéreo,(34 máquinas, 350 hombres) cómo también la Escuadrilla acrobática Thunderbirds con sus modernos Super Sabre F-100, en contrapartida, nuestra Fuerza Aérea contaba, como material más moderno, al yá avejentado Gloster Meteor.
Sí Amigo lector, Ud. seguramente estará pensando...Qué bárbaro!! qué cantidad y calidad de aviones!!...es que por entónces nuestro país ocupaba una plaza importante en lo aeronáutico a nivel internacional, además, estaba en pleno apogeo la guerra fría, el bién contra el mal, occidente contra el comunismo, y la República del Plata era parte de la defensa de las américas.
Bueno, seguramente en la memória de la gente yá mayor de edad, esta semana aeronáutica ocupa un lugar primordial......Me acuerdo cuándo los Gloster hicieron las mismas acrobacias que los yanquis, que vinieron con unos aviones bárbaros!!....ésto es lo que sale de sus labios cuándo rememoran esa época. Pués bién, vayamos al grano.



INAUGURACIÓN



El Domingo 10 de noviembre de 1957, se dá por inaugurada la Semana Aeronáutica. Dos escuadrones de 24 aviones Gloster Meteor de la FAA sobrevolaron el aeroparque, seguidos por 4 Corsair de la Aviación Naval y tres Aero Commander de la empresa de transporte Aérea Litoral. A las 11:30 hrs., hizo su presentación la delegación de la USAF, marcando un hito en nuestro país: El primer vuelo supersónico, a cargo del Capitán Willian Scott con su Super Sabre TF-100.
En tierra, el numeroso público observaba aeronaves como C-124 Globemaster, un anfibio SA-16 Albatros, C-119 Packet y una que se llevó toda la admiración: un desconocido y nuevo transporte C-130 Hércules, demostrando toda su versatilidad. Recordemos que recién fué incorporado a la FAA en 1968.
También sobrevolaron el Aeroparque los bombarderos medianos de propulsión a reacción B-47 Stratojet del 306ª Grupo de Bombardeo con asiento en MacDill AFB (Tampa,Florida) quienes efectúaron reabastecimiento en vuelo desde aviones cisternas KC-97. Cómo podrán apreciar, los porteños quedaron extasiados ante tanto despliegue bélico de última generación, pero habría más....



VISITAS ILUSTRES



Cabe recordar que no solamente la delegación USAF estuvo representada por su moderno material aéreo, sino que también visitaron tierra criolla nombres que yá son leyendas de la aviación, a saber:
El Martes 12 de noviembre a las 7.51 hrs. atronó el amanecer de Ezeiza, un Boeing KC-135 Stratotanker.A bordo, el General Curtis E. Le May, subjefe del Estado Mayor de la USAF y arquitecto de la Fuerza Aérea Estratégica Norteamericana. La travesia de 10.140 Kmts., fué cubierta en un tiempo excepcional de 13 horas, 3 minutos 30 segundos, lo que marcó para la época dos records mundiales: de distancia para el vuelo sin etapas ni reabastecimiento, y distancia en línea recta, con cómputo de tiempo entre los extremos del recorrido.
Acompañó al General Le May, el Mayor General Arno Luehman, Director de Informaciones de la USAF.
Otra figura fué la del General Paul S. Emrick, Jefe de Delegación y Comandante a la vez de la 6a División del Comando Aéreo Estratégico con asiento en la Base MacDill, en Tampa (Florida), arribado a Ezeiza a bordo de un KC-97, el día 09 de noviembre. Ambos Jefes fueron recibidos por altas autoridades de la FAA y del gobierno americano.



MATERIAL AÉREO



34 Máquinas/350 Hombres
B-47 Stratojet
Cazas Interceptores North American F-100 Super Sabre/ TF 100 biplaza
Fairchild C-119 Packet
C-130 Hércules
C-124 Globemaster
Boeing KC-97 Stratofreighter
SA-16 y SA-54 Albatros



BUENOS AIRES-WASHINGTON EN 11 HORAS 7 MINUTOS



El retorno desde Buenos Aires a Washington, del avión cisterna a reacción Boeing KC-135 dió margen a que una nueva marca de velocidad echara por tierra aquélla. A las 6.27 emprendió el vuelo de regreso al norte el avión cisterna de la USAF, matrícula 53126, anotándose en el plan de vuelo la ciudad de Washington como punto de destino.
El miércoles 13 de noviembre, Le May embarcó en la aeronave, cordialmente despedido por las autoridades argentinas y representantes de la USAF y el cuerpo diplomático.
La travesía de 8.350 kmts se cubrió en un tiempo total de 11 horas 7 minutos, lo que significa un promedio de 751,2 kmts, al aterrizar en la capital estadounidense a las 17.34 (15.34 hora del este). Así quedó completado el primer vuelo sin escalas entre las capitales argentina y noteamericana, con una nueva marca mundial de velocidad. El General Curtis Le May piloteó personalmente al Stratotanker.



REABASTECIMIENTO EN VUELO



El jueves 14 de noviembre, despega desde Ezeiza el avión cisterna Boeing KC-97, matrícula 328, un cuatrimotor del Tanker Squadron, acompañado de su gemelo, el 216. A una altura de 1.000 mts, en la perisferia de la Capital, los dos reabastecedores ascendieron hasta los 3.000 mts, para luego realizar la operación de reabastecimiento de dos bombarderos medianos B-47. La operación demandó 11 minutos. Una hora y cuarenta minutos duró este vuelo de demostración, y al aterrizar en Ezeiza, ambos cisternas, yá los B-47 se encontraban en Rosario.



UN VUELO DE 2.000 KMTS



Quince minutos después que los dos KC-97 despegaron de Ezeiza, lo hicieron dos de los cuatro bombarderos medianos B-47 de la USAF, llevando cómo invitados a su bordo al comandante en Jefe de la FAA, Brigadier Vedoya, y al Comandante Ernesto Nierthardt, participando de esta manera en un vuelo de algo mas de 2.000 kmts, y una duración de 3 horas , 58 minutos, con un promedio de velocidad que no excedió los 600 kmts. Sobrevolaron Montevideo, Rosario, Córdoba y Mendoza.
Realizaron pasajes rasantes sobre la V Brigada Aérea de Villa Reynolds. Los aviadores argentinos tuvieron la oportunidad de pilotear las máquinas por alrededor de una hora.



CARRERA DE AVIONES A REACCION



El viernes 15 de noviembre, la primera carrera de aviones de propulsión a reacción tuvo un animado desarrollo, con la intervención de pilotos y máquinas de los Grupos 2 y 3 de Caza Interceptora de la FAA. Las máquinas, Gloster Meteor, iniciarón las pruebas por parejas desde su base en el aeródromo de Morón, y sobrevolaron dos veces un circuito triangular de 65 Kmts de extensión, con el siguiente recorrido: Boca del Riachuelo, Rotonda de la Av. Libertador General San Martín, Aeroparque, clasificándose ganador de la competencia el Alférez César Piñón (ver en éste mismo blog El Día del Gloster), del Grupo 3, con una velocidad promedio de 845 Km/Hora.



ACORAZADOS DEL AIRE SOBRE LA CIUDAD



El sábado 16 de noviembre el centro de atención estuvo en el Aeropuerto de Ezeiza. La USAF trajo desde Tampa, una Torre de Control desde dónde eran monitoradas todas las operaciones de vuelo de sus aeronaves. Las expectativas del público que colmaba el Aeropuerto, estaba centrada en el pasaje de los seis bombarderos B-52, en vuelo directo desde EEUU sin escalas. Una hora antes del arribo de éstos, despegaron de Ezeiza cuatro KC-97, listos para hacer reabastecimiento en las puertas de Buenos Aires, a la Agrupación que llegaba desde la Base Aérea de Homestead (Florida).
Aproximadamente a la altura de Carmelo (R.O.U.), los cisternas establecieron contacto con los B-52, procediendo a la operación de reabastecimiento, para luego entrar en control BAIRES, guiados por los especialistas de la USAF.
La formación de los B-52, pasó a 300 mts sobre Aeroparque, provocando que los ocasionales transeuntes de la Capital Argentina elevaran su vista al cielo para observar a estos gigantes desconocidos por éstos lados.
Minutos después, hicieron su aparición sobre Ezeiza, y con dos pasajes retomaron altura trepando rápidamente mientras se alejaban otra vez hacia el Norte, en demanda de su base en EEUU.
El General Martín, a bordo de uno de los B-52, irradió un mensaje dirijido al Ministro de Aeronáutica Argentino, manifestándole el orgullo de haber participado en la fiesta del aire de las Alas Argentinas.




continuará.............

7 comentarios:

Hernan Tejeda dijo...

Execelente relato Walter;hace ya casi 20 años tuve en mis manos la RNA donde salia la cobertura de esa visita(y la epopeya de los Gloster) Hay un error; Ernesto Axel Niethardt no fué nunca Comandante en jefe de la FAA.Un abrazo.
Hernán

marce_duffman dijo...

Te felicito por este articulo Walter,denota mucho estudio y sacrificio.
Ademas me doy cuenta que volvió aparecer mi "amigo" Piñon, el loco del gloster ..
saludos,nos estaremos viendo

Anónimo dijo...

Hernán, habla del Brig. Gral. Alfredo VEDOYA (1957-1958), que si fue Comandante en Jefe de la FAA.
Saludos.
Aldo Campos.

Hernan Tejeda dijo...

Correcto Aldo.Ahora si entendido.Saludos a vos, a Walter por su laburo y a marce_duffman.
Hernán Tejeda

Anónimo dijo...

SE VIENE EL BICENTENARIO, VEO LAS PUERTAS ABIERTAS DE AQUELLOS TIEMPOS Y LAS ACTUALES, Y PIENSO QUE ESTAMOSS ATRASADISIMOS!!!
PERO BUENO LA VERDAD QUE TIEMPOS AQUELLOS !!!
QUE VIVA EL PASADO !

José Martín García dijo...

Walter, te felicito por tu trabajo y dedicación, recuerdo perfectamente a los aviones norteamericanos pasando sobre Gral Pacheco, en formación y haciendo reaprovisionamiento desde los tanqueros,yo era un niño de 7 años,y me impresioné mucho.Un abrazo!

Carla dijo...

Mirá vos, no sabía que existía. Me parece bien igual, hay que celebrar a estos aviones super tecnológicos que hoy acortan distancias y benefician cientos de industrias con el transporte aéreo. Además, también hay que vivar a los pilotos, que dedican sus vidas ya que no pueden tener una vida normal yendo de acá para allá. Siempre me pareció gente modelo a seguir, las líneas aéreas ponen a su mejor gente a cargo de la tripulación y en muchas sé que son capaces de dar la vida por sus pasajeros. Aguante!