lunes, 10 de mayo de 2010

T 28 Pepín Cascarón


Panzones y cortos, los T-28 se han ganado el mote simpático que distingue al personaje de una historieta infantil bastante divulgada: Pepín Cascarón



En El Palomar, inmediatamente del arribo, los T-28 carretean formados en patrulla.....

NUEVO MATERIAL PARA LA FAA....LLEGARON LOS T 28 DE ENTRENAMIENTO

En vuelo desde los EEUU llegaron al país 24 máquinas de entrenamiento -parte de un total de medio centenar- adquiridas para la FAA y que junto con otro material del mismo origen-un transporte cuatrimotor Douglas C-54, equipado con dispositivos descongeladores, instalaciones de carga internas y autonomía de 22 horas, y helicópteros del modelo S-55 para los servicios de búsqueda y salvamento-remozará los efectivos de la aeronáutica militar, encuadrados en la I Brigada Aérea.


El arribo de los aviones de entrenamiento a órdenes del Vicecomodoro Jorge O. Naveiro se verificó en la Base Aérea de El Palomar, con asistencia de las autoridades de la Secretaría de Aeronáutica y de la Fuerza Aérea Argentina, habiéndose cumplido la travesía desde la Unión hasta suelo argentino sin novedad. Inmediatamente del arribo del nuevo material, los aviones fueron bendecidos por los capellanes Horacio Laurencena y Antonio Di Yorio.
El recorrido seguido por la formación totalizó 10.700 Kmts, contándose con el apoyo logístico de los aviones de transporte cuatrimotores T-44 y T-47, del tipo C-54. En cuánto a la travesía, ésta se inició en Tucson (Arizona) siguiendo luego con escalas en Kelly AFB (Texas) y El Paso; Veracruz (México); San Salvador (El Salvador); Managua (Nicaragua); Albrook (Panamá); Esmeralda y Guayaquil (Ecuador); Trujillo y Lima (Perú); Arica, Antofagasta y Santiago (Chile)y Villa Mercedes (San Luis).
En cuanto a las características del nuevo material que se incorpora para fines de adiestramiento a la FAA (Grupos de Entrenamiento), se trata de monoplanos North American, modelo T-28 A, que reemplaza al T-6 Texan, de rendimiento inferior.
Máquina construida inicialmente en el año 1953, el T-28 es un biplaza de entrenamiento avanzado y su planta motriz es un motor Wright R-1300-1,con potencia de 800 hp, radial de siete cilindros, con hélice de paso variable constante.
Con carga de combustible de 473 litros, tiene una autonomía de 1612 kilómetros, siendo su velocidad crucero de 304 kmts/hora, y máxima de 456 km/h a 5.900 mts de altura. El techo máximo práctico es de 8.845 metros y está acondicionado con equipos para vuelo de altura-oxígeno y calefacción-, además de instrumental de navegación completo, adecuado a las misiones de la FAA, como transición para el personal que prestará servicios en otras especialidades de vuelo de la aeronáutica militar.
Tiene el T-28 A tren de aterrizaje triciclo retráctil, siendo las dimensiones del fuselaje de 10,25 metros de longitud, mientras la envergadura alcanza a 12,37 metros. Asimismo el T-28A puede servir cómo bombardero liviano, con capacidad para proyectiles de 50 a 200 kgs. de peso; el armamento consiste también en dos ametralladoras de calibre 12,7 y cohetes dispuestos en raquetas especiales bajo las alas.


Fuente: Revista Nacional Aeronáutica y Espacial - Enero 1961-

4 comentarios:

andres dijo...

Estos apraratos siempre tienen historias facinantes, uno nunca se cansa de escucharlas.

ignacio dijo...

Yo fui mecánico de T_28 en el colegio Jorge newbery

ignacio dijo...

Yo fui mecánico de T_28 en el colegio Jorge newbery

Burgos dijo...

jaja