lunes, 18 de enero de 2010

Cielo de Octubre: Werhner Von Braun en Argentina

Von Braun en Argentina. Aquí brindando una conferencia sobre los proyectos de la Nasa.

Tapa de la Revista Nacional Aeronáutica y Espacial, de Diciembre de 1963, dedicada a la visita de Von Braun a la Argentina.

Carta dedicada por Von Braun a la Revista Nacional Aeronáutica y Espacial


Mientras me encontraba disfrutando de mis vacaciones en la costa argentina, un día de esos que uno no tiene ganas de ir a la playa a sufrir el viento y la arena, haciendo zapping en la tv, me enganché con una película llamada Cielo de Octubre, muy emotiva por cierto, que narra la historia de un adolescente y sus amigos dedicados a la coheteria, en un pueblo minero de USA. Lo cierto que el protagonista es admirador confeso del llamado padre de la coheteria moderna, el científico alemán Werhner Von Braun.
Es así que me vino a la mente un artículo relacionado con éste ilustre científico y su visita a la Argentina en la década de los 60, en más, veo con frecuencia un cuadro suyo firmado y dedicado al Comodoro Gregorio Vélez, ubicado en la Dirección del Museo Nacional de Aeronáutica de Morón.
Corrían los primeros años de la década del 60.....el mundo empezaba a sufrir cambios en lo social, John F. Kennedy era asesinado en Dallas, los Beatles recién daban sus primeros pasos en la música, el rock se iba imponiendo con Elvis, la llamada guerra fría entre USA o el mundo occidental, contra la URSS mantenía ocupadas las mentes de los militares y de los civiles, que se preparaban para una hecatombe nuclear....
En Argentina, además de los clásicos vaivenes políticos, las cosas estaban un poco más tranquilas, un país que buscaba no perder el tren del concierto mundial, que en los fines de los 40 y 50 había estado entre las potencias emergentes luego de la Segunda Guerra Mundial.
Es por ello que siempre llegaban a éstas tierras criollas personajes de renombre, cómo el caso de Von Braun. La carrera espacial había comenzado, y llegar a la luna era todo un sueño para los rusos como para los americanos.Los primeros satélites yá surcaban el espacio (Explorer I-USA y Sputnik I y II URSS), y el genio alemán concibió los medios prácticos y conjugó todas las teorías y técnicas en el éxito de éstas misiones, salvo las de los rusos, por supuesto. La Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE) desarrollaba proyectos relacionados con la cohetería, siendo el único país de latinoamérica con un avanzado estado de desarrollo en esta materia. De ahí que, y para conocer de cerca la magnitud del esfuerzo argentino, Werhner Von Braun visitara la Argentina, transmitiendo con su presencia y su palabra la inquieta pero firme decisión de los precursores. He aquí un pequeño resúmen de sú estadía entre nosotros.
  • Werhner Von Braun llegó a Argentina a fines de 1963, acompañado por su ayudante, el Dr. Hueter.
  • Cinco Jornadas entre Buenos Aires y Córdoba.
  • Conferencias de prensa en el Círculo de Aeronáutica y en la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (Tema: Proyecto Saturno-Apolo).
  • Reunión con científicos alemanes radicados en Argentina.
  • Grabación para TV (entrevista) y para el Archivo de la Voz (LRA).
  • Compartió mesas de trabajo con científicos argentinos de la CNIE y de las Fuerzas Armadas para conocer el avance de la cohetería en nuestro medio.
  • No pudo viajar a Chamical (Base de lanzamiento de los cohetes argentinos, CELPA) por pésimas condiciones meteorológicas.
  • En Córdoba se le otorgó el doctorado Honoris Causa en el aula magna de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en dónde también brindó una conferencia sobre los programas de la NASA.
  • Participó en DINFIA de sendas exposiciones, en dónde pudo apreciar el desarrollo alcanzado en materia aeronáutica por Argentina.(Guaraní II, proyecto de carguero biturbohélice IA-52, IA-35 Huanquero e IA 46 Ranquel.)
  • Conoció y quedó impresionado con el avance logrado por el Instituto de Investigaciones Aeronáuticas y Espaciales (IIAE)
  • Brindó sus dos exposiciones finales en la Escuela Superior Aerotécnica, luego se le confirió el diploma y medalla de oro que lo acreditan como Miembro Honorario del IIAE.
Fuente: Revista Nacional Aeronáutica y Espacial - Diciembre 1963 -

2 comentarios:

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.

Anónimo dijo...

UN CIENTÍFICO APASIONADO, UN GENIO QUE NO RENUNCIO NUNCA A SUS SUEÑOS, LASTIMA QUE UNA VEZ ALCANZADO EL OBJETIVO DE LA LUNA LE PASARON FACTURA POR SU FILIACIÓN NAZI PERO TENGAN LA PLENA CERTEZA QUE LA HISTORIA LO REIVINDICARA COMO PADRE DE LA ERA ESPACIAL.-